6/12/16

Reseña | El castillo ambulante - Diana Wynne Jones


—Por eso amo a las arañas. «Si al principio no consigues, inténtalo una y otra vez.» Yo sigo intentándolo —dijo con una gran tristeza. —Todo es por mi culpa, pues hice un trato unos años atrás y ahora sé que nunca seré capaz de amar de verdad.
El agua que le caía de los ojos eran lágrimas, ahora estaba claro. Sophie se preocupó:
—No debes llorar…

¿De qué va?

Lo primero que deben saber, es que nada es imposible dentro de este universo. ¡Y eso me encanta! Las estrellas caen y las puedes atrapar con unas botas de siete leguas, ¡Zaz, zazz, zaaaaazzzz!, esas que te hacen recorrer distancias largas con tan solo dar unos cuantos pasos. También hay un castillo vagabundo, ¡que camina! Y magos y brujas, demonios de fuego y mucha magia.


Para empezar, esta era una historia que parecía desbordar cosas fantásticas sin ir a ningún punto en particular. Comienza con la historia de Sophie, una chiquilla, mayor de tres hermanas, que es muy buena haciendo sombreros. Cuando su padre muere, la madrastra (cual malvada) se desliga de su responsabilidad y envía a las hermanas de Sophie a diferentes lugares, mientras que conserva a la hijastra mayor para que se ponga a trabajar todo el santo día en la elaboración de sombreros, cual elfo doméstico. En uno de estos ratos, Sophie recibe una maldición de la Bruja del Páramo, volviéndose arrugadita y viejita. A partir de aquí, nuestra protagonista se embarca en una serie de aventuras que implican al Castillo Vagabundo y quienes habitan en él: su señor Howl y Calcifer, un demnonio de fuego. 

No sé por qué razón mi cerebro no absorbió del todo lo que ocurre en esta historia; solo sé que me gustó muchito y que deseo ferviertemente volver a sumergirme en este universo. Creo que la señora Jones tuvo una amplia imaginación y supo cómo usarla. Su prosa y creatividad es sorprendente: peculiares personajes, magia, frases muy bonitquillas y una trama enrrededada que parecía no llevar a ningún lado hasta que ¡bum!, te lleva al núcleo de la historia. Logró conectar cada detalle para crear una sola problemática y resolver todo. 

Y ahí fue donde la historita me desconcertó un poco: la sencillez con la que se logra derrotar al personaje antagónico es fugaz, como una estrella. Tanto rollo para que todo se solucione en unas cuántas páginas. ¡NO, NO, NO! En ese momento comencé a pensar que fue demasiada cháchara, que hubiese sido mejor poner las bases de la historia en un menor número de páginas si al final iba a haber una solución tan exprés. Supongo que a final de cuentas no importa demasiado, porque es un mundo que te recibe y te hace sentir en casa. Diana Wynne Jones logró crear personajes entrañables (Howl tan infantil, Sophie tan madura y sin creer en sí misma, Michael tan ansioso de conocimiento y Calcifer con su sarcasmo; ugh i'm in love) y una historia bastante bonita.

Sobre el dilema que si gusta más la película o que si no, de momento no lo sé. Se disfrutan ambas ♡ Algo gracioso fue que imaginé todo el libro en formato animado. ☆彡

(…) la experiencia le decía a Sophie que las pataletas en raras ocasiones están relacionadas con aquello que aparentemente las han causado.
—Supongo que es imposible — dijo sin esperanza —que Howl esté enamorado de verdad esta vez, ¿no?
Calcifer resolpló chispas verdes por la chimenea.
—Tenía miedo de que empezases a pensar eso — dijo Michael. — Pero te estarías engañando igual que la señora Fairfax.
—¿Cómo lo sabes? —dijo Sophie. Calcifer y Michael intercambiaron miradas.
—¿Olvidó demorarse una hora en el baño esta mañana? —preguntó Michael.
—Estuvo dos horas —replicó Calcifer —poniéndose conjuros en la cara. ¡Tonto vanidoso!
—Ahí lo tienes —dijo Michael. —El día que Howl se olvide de hacer eso, entonces creeré que está realmente enamorado, no antes.

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Adoro este libro, aunque como a ti, esperaba una batalla más épica para el final, pero me gustó mucho de todas formas. Pienso que se vio bastante influenciada por el niño que le dio la idea, por lo que tampoo hice mucho hincapié en eso.

    La película me encanta, no será sumamente fiel al libro pero me fascina ¡Y la música! Cada vez que Ghibli trabaja con Hisashi hacen verdaderas obras de arte.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Qué casualidad, el otro día precisamente volvimos a ver la peli, que por cierto me encanta. Es mágica.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Hello Annie 💕
    Bueno, como sabés soy híper fan de Ghibli, así que hace años vengo queriendo leer este libro. Creo haberlo comenzado en PDF hace unos cuatro años, pero no me gusta leer así, así que lo dejé... pero sí, sigo teniendo ganas de leerlo.
    Eso que ponés al final, de lo de la peli, es lo que me da miedo: estoy tan acostumbrada a la peli, la vi tantas veces, que tengo miedo de compararlos todo el tiempo y que al final no cumpla mis expectativas. Pero veré, porque siempre lo veo a este y a su continuación (porque no al tercero 🙁) en la librería a la que voy y quiero leerlos pronto.
    Besotes, Annie 💖

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaa! Pues que me intriga un montón lo del castillo ambulante *-* y la magia del mundo, y ni sabía que había película jaja, se nota muy bonita toda la historia, así que a ver si luego puedo leerlo ;)
    ¡Beesos! :3

    ResponderEliminar

Venga, despotrica.